cabeza
barracabeza
Sitio de la Central de Trabajadores de la Argentina - Provincia del Neuquen
contenido
bloquearriba

CTA NEUQUEN SOBRE EL ACUERDO YPF - CHEVRON

Nos cuesta creer que los mismos gobiernos que no controlaron la contaminación de las petroleras, que no pudieron evitar que contaminen las comunidades, las napas y los ríos de la región, los que defendieron a Repsol y luego reconocieron 500 focos de contaminación medioambiental dejados en la provincia, los que aceptaron como método la declaración jurada sobre la extracción y no los controles a boca de pozo, los que los liberaron del pago del impuesto a los sellos, los que permitieron la fuga de capitales, los que les dieron las prórrogas anticipadas sin verificar el buen cumplimiento, los que derogaron las audiencias públicas, los que prometieron la reconversión económica con los dineros de la explotación... ellos, justamente ellos, nos dicen que el "acuerdo" con Chevrón es nuestro futuro. La historia y la actualidad de nuestro país y nuestra provincia nos dice que solamente un selecto grupo de políticos, funcionarios y, por supuesto las empresas aprovechan estos acuerdos, mientras la población continúa empobrecida, una gran parte de ella no tiene acceso aún al agua o al gas y en la provincia de los grandes recursos se paga el combustible más caro que en la capital federal. (Documento presentado por la CTA Neuquén en conferencia de prensa)

¿Qué es la explotación de hidrocarburos no convencional?

Los hidrocarburos convencionales como los hemos conocido siempre se encuentran alojados en reservorios de rocas permeables y porosas. La productividad de los mismos es natural y de relativamente fácil extracción ya que cuando se perfora la capa, el petróleo y gas fluyen por el pozo.

Los hidrocarburos no convencionales se encuentran en rocas de baja porosidad y permeabilidad, lo que hace que sea más difícil su extracción, se necesita romper o fracturar la roca para conseguir que el hidrocarburo fluya hacia la superficie.

El término SHALE se refiere a una amplia gama de rocas ricas en hidrocarburos, retenidos en ella, como el SHALE GAS que contiene gas natural y SHALE OIL que contiene petróleo.

Para que este tipo de rocas tan compactas (Shale) permitan el fluir de gas o petróleo se necesita fracturar la roca madre con enormes cantidades de agua, arenas y compuestos químicos a muy alta presión. Esta tecnología se denomina fractura hidráulica o hidrofractura y, literalmente es “sacarle el jugo a las piedras”.

Un pozo convencional utilizaba aproximadamente 75 mil litros de agua dulce, mientras un pozo no convencional puede demandar entre 30 y 40 millones de litros de agua.

El 2% de esa agua inyectada son productos químicos, algunos de ellos altamente contaminantes y otros desconocidos por “secreto industrial”. El 50 % del agua y químicos inyectada regresa altamente contaminada a la superficie durante la etapa de producción. También podría fluir naturalmente, encontrando a su paso napas de agua las cuales serían contaminadas como ya sucedió en Estados Unidos.

El agua para la fractura hidráulica se inyecta con la adición de aproximadamente 400 químicos conocidos hasta el momento. En algunos países las mezclas en general no se dan a conocer y son propiedad de las empresas. En Neuquén las empresas deben realizar una declaración jurada con los químicos que inyectan junto con el agua de fractura.

De estos químicos, el 25 % son cancerígenos y mutagénicos, el 40-50 % afecta negativamente los órganos internos y el 75 % afecta el funcionamiento de órganos sensitivos (ojos, piel).

El agua inyectada y estos químicos retornan a superficie, junto a sustancias radioactivas contenidas en las rocas, sales e hidrocarburos. El volumen del agua y químicos inyectados que retorna es muy variable, a veces solo el 10%. En relación a las sales que contiene el agua de retorno, un solo pozo de gas no convencional puede producir 27 toneladas de sal por año durante una vida útil de 20 a 30 años.

Cada perforación simple de Shale gas genera unos 160 m3 de recortes de roca. Para una disposición mínima de 7 pozos en 259 ha. se acumularían cerca de 1.120 m3 de roca que contienen material radioactivo, metales pesados y químicos altamente tóxicos. Mientras un pozo convencional requiere de unos 300 viajes de camión para traslado de materiales un pozo no convencional necesitaría unos 1.900 viajes. Para una disposición de 6 – 8 pozos simples sumaría unos 13.000 viajes de camiones por rutas locales con lo que ello implica: destrucción de rutas, disturbios y accidentes, material volátil, riesgo de derrame, entre otros riesgos.

En el mundo

En Francia se prohibió la técnica del fracking para la extracción de hidrocarburos al igual que Alemania, Gran Bretaña, Canadá, Suiza, Australia y Sudáfrica y muchos estados de Estados Unidos.

Entre enero del 2003 y marzo del 2008 se registraron en el Estado de Colorado, en Estados Unidos, 1.549 incidentes por fugas de las cuales aproximadamente el 20% contaminaron aguas subterráneas. En Inglaterra la empresa Cuadrilla Resources ha paralizado sus perforaciones debido a la posible relación con dos pequeños terremotos sucedidos en la zona.

Los 7 países que suspendieron la actividad esperarán hasta que la Agencia de Protección Ambiental de EEUU publique los resultados de los estudios sobre la actividad en el 2014.

En Neuquén

Vaca Muerta es una formación geológica que cubre aproximadamente 30 mil km2 y constituye la roca madre más importante de la cuenca neuquina, ocupando 1/3 de la superficie de la provincia.

El descubrimiento del shale oíl y del shale gas no es ninguna novedad. Hace alrededor de cuatro décadas que YPF exploró, descubrió y explotó, de manera convencional, según la tecnología disponible en ese tiempo, el yacimiento de Loma La Lata y desde entonces se supo de la existencia de la formación de Vaca Muerta rica en roca madre, tal como se la denominaba en esa época.

Si tenemos en cuenta que según la empresa se perforarán 1.000 pozos en 2013, se estaría hablando de 30 mil millones de litros de agua para semejante explotación y de 424 millones de kilos de químicos tóxicos, los cuales sin lugar a dudas ponen en serio riesgo a la población neuquina. Cada fractura demanda 30 millones de litros de agua dulce en una provincia que todavía no ha podido garantizar la provisión de agua a la totalidad de su población y 424 mil kilos de químicos tóxicos tales como arsénico, mercurio y ácido fluorhídrico, uranio, radio, radón, entre otros.

Un informe del Observatorio de los Derechos de los Pueblos Indígenas y Campesinos muestra como en la localidad de Añelo, a cien kilómetros de la ciudad de Neuquén, la Policía Federal y la Corte Suprema certificaron que los habitantes del lugar (explotado por Repsol YPF) “presentan medidas alarmantes de mercurio, cromo y plomo en sangre”.

Además de Repsol, las demandas alcanzan también a las empresas Pan American, Chevron, Total Austral y Medanito. En total son 18 las implicadas en las denuncias.

Hay que tener en cuenta que semejante desastre fue realizado por explotación petrolera convencional, la cual utiliza una cantidad de agua notablemente inferior, razón por la cual sería imposible de calcular hoy el desastre medioambiental a futuro.

En la Provincia de Neuquén, un gran porcentaje de su territorio es susceptible de ser sometido a la fractura hidráulica, inclusive yendo en contra de normas legales ya existentes. Esto se observa en territorios de propiedad comunitaria de comunidades mapuche, en las que no se ha tenido en cuenta el consentimiento previo y participación en la toma de decisiones de las mismas, tal cual lo exige la Constitución Nacional, la Constitución provincial y Tratados Internacionales a los que Argentina ha adherido. Asimismo, se ha comenzado a aplicar esta técnica en sitios donde la conservación de la biodiversidad es un objetivo prioritario como en el Área Natural Protegida Auca Mahuida constituyendo, hasta donde sabemos, el primer caso en que la fractura hidráulica se practica en este tipo de territorio.

CONTROLES.

La precarización de los trabajadores que deben controlar a las petroleras es alarmante. Al menos el 90% de los inspectores de medio ambiente de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, que controlan la actividad no están en planta permanente. Ellos son los encargados de dictaminar sobre los impactos ambientales que causa la actividad y de controlar que el plan de gestión ambiental (presentado por las empresas) se lleve a cabo, obviamente frente a la precarización que “sufren”, los dictámenes pueden llegar a ser sesgados. También contrasta sobremanera la poderosa flota de vehículos de las petroleras, versus los mínimos medios de movilidad con que cuenta la Secretaría para estas inspecciones.

Antecedentes cercanos de Chevrón.

Sin grandes inconvenientes podemos verificar la lista de crímenes que, durante 26 años, con más de 30 mil demandantes, llevó a la condena de la justicia ecuatoriana a la petrolera Chevron, adquiriente de la empresa TEXACO en un proceso que continúa en la Amazonia ecuatoriana. La justicia ecuatoriana reconoció que la transnacional norteamericana Chevron es culpable de contaminación a niveles homicidas, con títulos que asustarían a cualquiera.

Allí se explotó durante 26 años una concesión de alrededor de un millón de hectáreas de la Amazonía ecuatoriana, y ocasionó un desastre ecológico considerado por expertos 10 veces superior al derrame en el Golfo de México.

Chevron-Texaco pretende considerar para Ecuador una norma de 10 mil partes por metro cúbico para TPHÂs (grupo de tóxicos que pueden causar enfermedades y muerte) es decir, 100 veces más peligrosa para la salud humana que lo aceptado por ley en su propio país, menospreciando con ello la vida de los ecuatorianos.

Según cifras oficiales, la tasa de leucemia en la zona donde operó es tres veces más alta en niños de cero a cuatro años que en cualquier otra zona del país.

La tasa de cáncer es 150 por ciento más alta, la tasa de abortos espontáneos 2.5 veces más alta, y se presentan en ese amplio territorio de explotación petrolera altas tasas de morbilidad, problemas respiratorios, digestivos y afecciones de la piel.

Las causas son evidentes. Se estima que se "ahorró" 4.5 mil millones de dólares de la época, al descargar tóxicos en lagunas superficiales en vez de inyectarlos a las profundidades de los pozos, como está establecido en su país.

Ello se refleja en que el 98 por ciento de las muestras del agua que toman las comunidades indígenas de ese sector amazónico muestran niveles de contaminación y toxicidad que sobrepasan el límite aceptable para la salud humana.

La biodiversidad, principal riqueza natural de la Amazonía, por lo cual es considerada uno de los pulmones del planeta, resultó seriamente afectada también al contaminar los principales cuerpos hídricos de la región nororiental de Ecuador que cruzan por ella.

La empresa operó durante 26 años 356 pozos de petróleo en esa amplia zona, y junto a cada uno de ellos construyó fosas que utilizaba como "piscinas" sin revestimiento, al aire libre, para depositar los desechos tóxicos, todo lo cual pasaba al subsuelo.

También explotó 22 estaciones de producción donde el petróleo crudo y el agua de producción fueron vertidas directamente en arroyos, ríos y pantanos cercanos sin ningún tratamiento previo.

SOBRE LOS ACUERDOS YPF – CHEVRON y PROVINCIA DE NEUQUEN - YPF

En primer lugar deberíamos señalar, el silencio y el secreto sostenido en el marco del “acuerdo”. Como pocas veces en la historia de nuestro país se trabajó de espaldas a la sociedad y eludiendo los mecanismos de control.

El acuerdo entre YPF y Chevrón tiene a nuestro criterio al menos dos aristas que deben analizarse con extrema rigurosidad. La primera es el impacto ambiental que tendrá la explotación de la formación Vaca Muerta en virtud de que abre en nuestro país la puerta al fracking, una técnica que ya fue prohibida en varios países del mundo por el daño ambiental que esta provoca (equivalente al de la minería a cielo abierto) y de la que nos hemos expresado anteriormente.

El uso masivo del fracking condenará a las comunidades Mapuches residentes en el área de Vaca Muerta a abandonar sus tierras ancestrales o morir por el envenenamiento de la escasa agua de la región con hidrocarburos y metales pesados.

Desde el punto de vista legal, tanto el gobierno nacional como el provincial allanaron el camino para la firma en forma directa con esta empresa de pésima reputación. La procuradora general de la nación retiró rápidamente el embargo presentado por el gobierno de Ecuador en tiempo record, mientras la provincia de Neuquén se presentaba como “amigo de la empresa” en la misma causa.

Por si el acuerdo corriese riesgo por el rechazo de la población neuquina, el gobierno provincial también se ocupó de derogar las audiencias públicas y, por supuesto no cometer el mismo “error” de consultar a la ciudadanía y obtener el rechazo, como le sucediera en la localidad de Loncopué con el proyecto minero.

La otra, es la forma en la que el gobierno implementó el tratado. Es que tanto el acuerdo, como el decreto 929/13 con el que se buscó beneficiar a la petrolera estadounidense, violando la Constitución Nacional y la Ley de Hidrocarburos.

El acuerdo debería pasar a través del Congreso mediante la sanción de una ley, en virtud que el Ejecutivo Nacional no tiene facultades para bajar las retenciones a cero a ninguna empresa; el único que puede hacerlo es el Congreso Nacional.

Respecto de la Ley de Hidrocarburos la crítica se centra en la falta de licitación pública por el área geológica que va a explotarse, violando claramente la Ley de Hidrocarburos. Cabe destacar que en las condiciones, que hasta el momento conocemos, el acuerdo otorga una nueva concesión por 35 años sin previa licitación, pasando por encima de las potestades de la provincia, que es la propietaria del subsuelo.

El Gobierno de Neuquén seguramente intentara subsanar la ilegalidad con la aprobación del acuerdo por parte de la Legislatura Provincial donde se descuenta que se apruebe por la composición política de la misma. Allí encontramos a quienes ya han votado anteriormente leyes con fuerte olor a petróleo, a quienes otrora medioambientalistas hoy son confiados defensores del modelo o quienes salvarán culpas realizando alguna presentación judicial. Entendemos que a muy pocos se los recordará por su honrosa oposición.

Otro tema es la letra chica de lo que dice este contrato, no se conocen en su totalidad los términos que contiene lo firmado.

Revisemos algunos beneficios otorgados por el Gobierno:

• Reducción de aranceles que deben pagar por la importación de máquinas para sondeo, que están gravadas en un 35%, que a partir de ahora pasará a ser de entre el 14 y el 0 por ciento para las empresas que inviertan más de U$S1.000 millones en el transcurso de los primeros cinco años del proyecto.

• La libre disponibilidad del 100% de las divisas resultantes de las exportaciones que efectúe.

• A partir del quinto año de la ejecución de sus proyectos de inversión les otorga el derecho a comercializar libremente en el mercado externo el 20 por ciento de la producción de hidrocarburos líquidos y gaseosos producidos sin pagar derechos de exportación.

Algunos números de las Regalías de la Provincia de Neuquén En el siguiente cuadro podemos observar la recaudación por Regalías hidrocarburiferas de la provincia de Neuquén de los últimos diez años. Cabe recordar que por las mismas se percibe el 15% de las declaraciones juradas que hacen las empresas operadoras que trabajan en Neuquén.

2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 * 1.048,10 1.014,90 1.203,00 1.389,80 1.561,90 1.638,91 1.924,67 1.961,71 2.235,60 2.603,30 3.378,76

Fuente: Subsecretaria de Hacienda Provincia Neuquén Importes expresados en millones de pesos *Importe estimado presupuesto 2013

Si consideramos que los montos expuestos en el cuadro implican el 15% de lo declarado, es fácil inferir que las empresas se han llevado de la riqueza provincial, en estos últimos diez años, la suma de 133.073 millones de pesos. Es decir 36 millones de pesos por día.

A modo comparativo podemos ver que se vuelcan en salarios del conjunto de los trabajadores del Estado Provincial Neuquino, 25 millones de pesos diarios a la economía provincial.

Concluyendo, este acuerdo significa, además de los seguros desastres ambientales, la continuidad de la entrega del patrimonio nacional a cambio de promesas de inversiones como ya lo hicieron anteriormente con las anteriores renovaciones de las concesiones.

Se le otorga a las Empresas Multinacionales beneficios impositivos excesivos como quitarle retenciones a las exportaciones y les permite enviar libremente ganancias al exterior, un contrasentido más de nuestro ya regresivo sistema tributario que continúa castigando a los trabajadores con el impuesto a las Ganancias sobre sus salarios.

bloqueabajo
Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Archivo | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 185712

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2d + redCTA

     RSS es   ?