cabeza
barracabeza
Sitio de la Central de Trabajadores de la Argentina - Provincia del Neuquen
contenido
bloquearriba

VICTIMAS DE VACA MUERTA: LES ROBAN HASTA LA TRANQUERA.

“Este 29 y 30 de mayo se reúnen en el espacio Duam, en la ciudad de Neuquén, distintos sectores empresariales y del gobierno en lo que denominan Clister Shale.

Allí definirán la proyección de la explotación hidrocaburífera no convencional y participarán gerentes y técnicos de las distintas empresas trasnacionales, representantes de los gobiernos nacionales, provinciales y municipales, las autoridades de la universidad y empresarios locales prestadores de servicios al sector. Definirán la explotación que dejarán saqueo y contaminación en nuestro territorio solapado con la falsa idea de progreso y desarrollo” (8300 web).

La noticia está siendo ampliamente difundida por el gobierno provincial en la figura de G y P (Gas y Petróleo de Neuquén) por supuesto sin el último párrafo, el cual desnuda lo que quedará de la provincia luego de la incursión desmesurada de estas empresas, alentadas y permitidas por los gobiernos nacional y provincial.

Sin embargo pocos habitantes reconocen estas palabras extranjeras que utilizan para el evento.

Wikipedia Define «clúster» como “concentraciones de empresas e instituciones interconectadas en un campo particular para la competencia… que conducen a fenómenos de concentración con importantes rasgos diferenciales…”

Este Clister Shale, entonces, se podría definir como un evento donde las empresas más ricas del planeta se pondrán de acuerdo con las autoridades provinciales y nacionales sobre cómo llevarse en el menor tiempo posible las riquezas más importantes de nuestro país con el menor costo posible.

Y no es por ser desconfiados de todo. La historia de nuestra provincia nos cuenta la política de devastación y contaminación de estas empresas con los métodos “convencionales” y la falta de control estatal para con los daños y el consecuente daño ambiental traducido en localidades y comunidades Mapuche a las que han contaminado. Se suma por supuesto Chevrón, la empresa condenada en Ecuador por muerte y destrucción y nueva poseedora de nada más ni nada menos que el 50 % de la acciones de YPF.

Las “nuevas tecnologías”, prohibidas o suspendidas en tantos países son aplaudidas por las autoridades locales. Los mismos gobiernos que no controlaron la contaminación de las petroleras, que no pudieron evitar que contaminen las comunidades y los ríos de la región, los que aceptaron como método la declaración jurada sobre la extracción y no los controles a boca de pozo, los que los liberaron del pago del impuesto a los sellos, los que permitieron la fuga de capitales, los que les dieron las prórrogas anticipadas sin verificar el buen cumplimiento, los que derogaron las audiencias públicas, los que prometieron la reconversión económica con los dineros de la explotación.

La empresa estatal neuquina G y P se presenta en su página web diciendo que vienen a “desarrollar recursos energéticos a fin de contribuir en la satisfacción de las necesidades del mercado, a través de la aplicación de las mejoras prácticas de la industria, construyendo equipos de trabajo competentes y motivados, promoviendo alianzas estratégicas, respetando el medio ambiente, aportando positivamente en la sociedad donde operamos y generando valor para los accionistas” Resulta creíble que su intención sea la de “satisfacer el mercado”, con equipos “motivados”, promoviendo “alianzas estratégicas” y, sobre todo “generar valor para los accionistas”.

La historia y la actualidad indican que no están motivados en la defensa del medio ambiente y mucho menos por la población de la provincia, en particular de las comunidades mapuche y crianceros que viven en los lugares a explotar.

G y P opera una explotación en Aguada del Chañar, parte de la tan promovida Vaca Muerta.

Allí vive desde hace décadas la familia Muñoz, crianceros desde hace generaciones, los cuales ven como día a día mueren sus animales y como el negocio para algunos destroza su forma de vida, con picadas que aparecen rápidamente cambiando el paisaje, con un tránsito de camiones y camionetas que se multiplica.

Intenta subsistir la familia Muñoz, venden tortas fritas a los trabajadores petroleros. Pero la empresa les prohíbe el ingreso. Tampoco cumplen con los pocos acuerdos que lograron con el gobierno provincial: entrega de agua, un vehículo, un galpón y la explotación de dos canteras. La “reconversión” para esta familia no es posible de esta manera.

La decisión fue llevar custodia policial para que los Muñoz no reclamen… y como lo hacían delante de la tranquera de ingreso a sus tierras… les robaron la tranquera!!!

Después de una reunión de los crianceros con el Ing. Nagel la respuesta fue inmediata: 15 policías apostados frente a las tierras de los Muños al día siguiente.

Recordamos las palabras del ministro Coco: “No pienso darles absolutamente nada a esta familia, pienso gastar hasta el último centavo en adicionales policiales.

¿Qué pueden esperar las comunidades sobre su futuro? ¿Qué puede esperar el resto de la sociedad?

Diego Urretabizkaya Sec. De Comunicación CTANEUQUEN

Cesar Sagredo Sec. De Interior CTA NEUQUEN

bloqueabajo
Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Archivo | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 182601

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2d + redCTA

     RSS es   ?